Tres Jokers: el criminal, el payaso y el comediante


Han pasado casi cinco años, y el misterio de los múltiples Jokers será revelado el 25 de agosto con la publicación del primer número de Batman: Three Jokers. Retomando la historia del arco “Darkseid War” de Justice League, el escritor Geoff Johns y el artista Jason Fabok han regresado para contar lo que DC ha definido como “la historia definitiva de Batman y el Joker”.

La idea de varios Jokers surgió por primera vez cuando, durante la saga “Darkseid War”, Batman tomó el control de la omnisciente silla de Mobius y formuló una pregunta aparentemente sencilla: «¿Cuál es el verdadero nombre del Joker?». Esta pregunta revela que no hay un solo Joker... sino tres.

«30 años después de que ‘Batman: The Killing Joke’ cambiara los cómics para siempre, ‘Three Jokers’ reexamina el mito de quién o qué es el Joker y cuál es el sentido de su eterna batalla con Batman. Descubre por qué hay tres Jokers, y qué significa eso para el Caballero Oscuro y el Príncipe Payaso del Crimen. ¡Un misterio al que Batman no se ha enfrentado jamás!»
DC Comics

Antes de que los tres números de los que se compone la historia Batman: Three Jokers lleguen a las librerías, Newsarama ha hablado con Jason Fabok sobre este estudio del Joker, el resto de batpersonajes por los que ha descubierto una nueva apreciación y, sobre todo, de lo que él y Geoff Johns llaman los Tres Jokers.


Newsarama

Jason, dibujaste el momento en que surgió la idea de los distintos Jokers en tu etapa en Justice League con Geoff Johns. ¿Cuánto sabías entonces y cómo llegaste a saber que habría un cómic de los tres Jokers?


Jason Fabok

Eso fue algo que hablamos entonces. En realidad, incluso antes, cuando Batman se sentó por primera vez en la silla, creo que en Justice League #43. Geoff ya me había contado la idea y, en ese momento, el siguiente arco después de “Darkseid War” iba a ser algo relacionado con los personajes de Three Jokers y esa línea argumental. Luego tomamos caminos separados.

Hace unos años decidimos comenzar a hablar de esto, pero cambiamos nuestros planes; realmente queríamos enfocarlo como una historia de Batman y no como una historia de la Liga de la Justicia. La idea ha estado rondando en nuestras cabezas por un tiempo. Queríamos contar esta historia y sentimos que teníamos algo único y diferente pero clásico al mismo tiempo. Sentimos que conectaría con los fans de los cómics, tanto veteranos como nuevos, y que era algo que resonaría entre los fans. Fue entonces cuando decidimos profundizar en ello y tomarlo en serio.


Paginas interiores de Batman: Three Jokers #1 de Jason Fabok y Brad Anderson.


Newsarama

¿Cómo fue trabajar nuevamente con Geoff Johns en un proyecto tan grande?


Jason Fabok

Trabajar con Geoff siempre es genial. Es un tipo muy ocupado. Está haciendo malabares con muchos trabajos diferentes, especialmente en televisión y medios de comunicación y todo eso. A veces es un poco más lento de lo que te gustaría, pero hay muchas cosas que me encantan de trabajar con Geoff. Algo que me encanta es el hecho de que colabora mucho. Se muestra muy humilde cuando viene con una idea y la historia que quiere escribir porque quiere contar contigo. Él presta atención a tus ideas. Quiere saber si crees que algo es bueno, si crees que algo es malo, si sientes que la historia se enfoca en cierta dirección. Quiere que sea un trabajo en equipo. Y creo que eso es algo que hace falta cuando creas un cómic. Si no, se convierte simplemente en que el escritor escribe la historia, te la entrega y eso es todo. Y como artista, no creo que esa sea la mejor manera de hacer un cómic o incluso de dirigir esta industria. Creo que necesita ser más colaborativo. Los artistas y los escritores deben unirse y desarrollar la historia. Solo como artista, te hace invertir mucho más en la historia que estás contando.

Hay muchas ideas que le pasé a Geoff que han terminado en el cómic, y hay muchas veces en las que él específicamente me pide que me divierta y juegue con diferentes cosas, visualmente o lo que sea. Como si él estuviera bien dejándome libertad. Y al mismo tiempo, es uno de los mejores guionistas de cómics de los últimos 20 años, por lo que también confío en él y en sus instintos. Simplemente es una experiencia muy agradable en todos los sentidos.

Y tengo que decir que, como este cómic nos ha llevado un tiempo hacerlo, algo de eso se debe a la apretada agenda de Geoff. Y en parte porque decidí que quería trabajar un poco más lento. Han sido los años más libres de estrés de mi vida. Realmente disfruté cada minuto que trabajé en este cómic. He tenido la oportunidad de volcar todo en él. Geoff lo hace muy fácil al darte historias realmente geniales. Insisto, como he dicho, creo que eso al final consigue que un cómic sea mejor.


Newsarama

Al hilo de esto, después de salir de los cómics mensuales, ¿cómo fue dibujar Three Jokers con un plazo más flexible? DC decide no lanzar títulos de Black Label hasta que estén completos.


Jason Fabok

Hay pros y contras.

La ventaja es que puedes tomarte tu tiempo. Cuando estás en una serie mensual, si surge algo el fin de semana, te toca trabajar. Haces muchos sacrificios. No puedes simplemente levantarte y salir o asistir a un evento familiar. Hubo ocasiones en los últimos siete u ocho años de mi carrera en las que tuve que decir que no a muchas cosas por las fechas de entrega. Sabía que si no trabajaba ese día o ese fin de semana, nunca iba a hacer este trabajo. Y realmente me enorgullezco del hecho de no querer que otras personas entren y trabajen en lo mismo que estoy haciendo. Quiero consistencia porque me importa. Así puedo decir: «Me voy a tomar este fin de semana libre y vamos a hacer esto y lo otro». Me acerca a mi familia. Ha sido una verdadera bendición. Y recomiendo que más artistas lo hagan, especialmente aquellos que no necesitan estar atestados de trabajos mensuales. Yanick Paquette me dio este consejo hace unos años y ha sido el mejor que me han dado.

Sin embargo, el no tener una fecha límite significa que pasas mucho más tiempo perfeccionando el trabajo en lugar de seguir tu instinto. Eso es difícil porque he tenido que volver a muchas de estas páginas, he modificado y cambiado cosas, y estoy agradecido de tener esa oportunidad porque solo hace que el resultado sea mucho mejor, pero al mismo tiempo, es porque no hay fecha límite. Sigues jugando con él sin parar. Por lo tanto, tener una fecha límite es algo bueno, y creo que te enfoca en la tarea que tienes entre manos. Pero no tener una fecha límite, al mismo tiempo, también es muy liberador. Y de alguna manera me impuse mis propios plazos. Me aseguré de tener una cierta cantidad de páginas hechas cada semana y quería tener el cómic listo para esta fecha, y pudimos llegar en la mayor parte.

Es una experiencia diferente. Creo que para proyectos futuros querré una fecha límite ya establecida, pero tal vez solo con un poco más de margen. En lugar de un mes, dame un mes y medio o dos meses o algo así. Así que, sí, siempre hay pros y contras para todo en la vida.


Paginas interiores de Batman: Three Jokers #1 de Jason Fabok y Brad Anderson.

Newsarama

El Joker no solo ha causado traumas a Batman, sino también a Barbara Gordon y Jason Todd. ¿Cómo quisiste profundizar en estas heridas?


Jason Fabok

Lo divertido de este cómic es que pude dibujar a un grupo de personajes que nunca antes había dibujado. Dibujé muchas cosas de Batman, pero nunca toqué mucho al Joker, excepto tal vez en alguna portada. Nunca he dibujado a Red Hood o a Batgirl aparte de en algunas viñetas aquí y allá en los últimos años. Entonces, tuve la oportunidad de meterme en la cabeza de estos personajes. Geoff y yo hablamos mucho sobre quiénes eran estos personajes y cuál era nuestra visión sobre ellos en nuestra historia, y eso realmente me ayudó a entrar y entenderlos. Uno de nuestros trabajos como artistas, esencialmente, es como el de un director de cine; como si estuvieras dirigiendo la toma, la acción y la emoción en la página, pero también eres, en cierto modo, un actor. Entonces, muchas veces tienes que leer el diálogo y casi lo interpretas tú mismo. Cuando estaba en la escuela de animación, eso es lo que nuestros maestros siempre nos decían: «Trata de representar la escena que intentas animar para que puedas entender mejor cómo se movería, hablaría, pensaría o los pequeños movimientos sutiles que haría».

Lo hago mucho conmigo mismo. Así, realmente pude acceder a estos personajes e intentar desbloquear algunas de las emociones tras lo que están diciendo e intentando mostrar. Pensamos que hemos creado unos retratos e historias muy convincentes con estos personajes.

He llegado a enamorarme de Jason Todd y Barbara Gordon. Siempre me gustó Batgirl en la serie animada e incluso en la serie Batman (1966). Siempre he sido fan de Batgirl, pero de Jason Todd realmente no sabía mucho. Y no vi el atractivo del personaje, lo admito, antes de esto, pero a medida que trabajaba en este cómic, realmente me metí de lleno en estos personajes, en sus vidas, en su historia y en la emoción por lo que están pasando. Realmente he llegado a amarlos.

Jason Todd, destaca especialmente para mí. Siento que Geoff ha escrito algo que resonará entre los fans. Los llevamos a través de un viaje único. Y estoy deseando ver las reacciones de los fans a todo esto.


Newsarama

Ha habido muchas historias que enfrentan al Joker con Batman. ¿Cómo quisiste que esta se diferenciara del resto?


Jason Fabok

Nos fijamos en algunas de las cosas que a la gente le gustan sobre el Joker de las historias clásicas. Las historias que realmente impactaron a los lectores, en especial Batman: The Killing Joke y A Death in the Family. Son historias que los fans de Batman y de los cómics, en general, todavía compran, coleccionan y leen. Esos cómics se lanzaron en mis tiempos, a finales de los 80. Han estado leyendo estas historias durante años. Vimos lo que hizo que estos cómics fueran tan especiales. Y creo que mucho tiene que ver con que son historias emocionales con las que el lector realmente conecta, algo asombrosas y chocantes, y también obras de arte que hablan a la gente, le hablan a los lectores de cómics.

Me inspiré mucho en Brian Bolland. Tengo tres versiones diferentes de Batman: The Killing Joke en mi escritorio, y las consulto todos los días; solo viendo cómo hizo las composiciones. No trato de copiar lo que él hizo, sino de coger influencias en la forma en que dibujó el cómic e hizo los diseños de las viñetas. Realmente me propuse hacer que este cómic pareciera que podría existir en varias épocas diferentes. Quería que se sintiera clásico de alguna manera. Quería que fuera uno que la gente, en 20 años, pudiera coger y lanzarse directo a él y sentir que es solo parte de la experiencia moderna de la lectura de cómics. Así es como siento que es The Killing Joke. Puedes leerlo ahora y su arte sigue siendo tan estelar e increíblemente perfecto que, como artista, se me derrite el cerebro al pensar que cualquiera puede dibujar como Brian Bolland. Lo he intentado. Simplemente no tengo su destreza, es un arte increíble.

Me esforcé mucho en estas páginas, pero también trato de hacerlas sentir que son clásicas. Cuando era más joven en mi carrera y cuando coleccionaba cómics siendo adolescente, me gustaba el estilo valiente de Jim Lee, Marc Silvestri, David Finch, esas cosas que realmente te atrapan.

Ahora que tengo 30 años, me encuentro mirando cómics clásicos e intento incorporar algo de eso a mi trabajo porque siento que agrega una dimensión que hace que viva más tiempo. Me estoy fijando mucho en Dave Gibbons de Watchmen y Brian Bolland, esta clase de tipos. Siento que aporta una dinámica diferente a mi trabajo y le sienta bien a este proyecto. Tal vez, para el próximo, haré algo totalmente diferente artísticamente. Seré más rudo, suelto y áspero. No lo sé. Solo depende de cuál sea el proyecto, pero con este quería que se sintiera clásico.


Diseños de naipes incluidos como regalo por la compra de Batman: Three Jokers #1.

Newsarama

¿Cómo hiciste para que los tres Jokers fueran diferentes entre sí apareciendo en el mismo cómic?


Jason Fabok

Una parte de nosotros quería hacer algo diferente y definido, y por eso es que también se supone que se parecen un poco el uno al otro. Visualmente, Batman vería que si hubiera estos tres Jokers mucha gente se quejó, «Bueno, ¿cómo podría el mejor detective no saber esto?»—. Bueno, porque todos se parecen mucho. Hay pequeñas diferencias que verás en el cómic.

La más grande fue con el Joker de la Golden Age, lo llamamos el “Joker criminal”. Es el que no sonríe. Y eso se remonta a Batman #1 en 1940, donde hay viñetas espeluznantes donde no está sonriendo y luego hay otras con grandes sonrisas y demás. Elegimos centrarnos en la parte que no sonríe, y es mucho más espeluznante. Es una versión fría y calculadora del Joker. Es un acercamiento muy diferente al Joker.

Luego tenemos al “Joker payaso”, como lo llamamos. Es como el clásico Joker de los años 40 y 50, por lo que todo con él es más brillante y ruidoso, como los gags de los cómics de los años 50, ese tipo de cosas que eran muy divertidas. Tomamos algunos de esos momentos de los cómics clásicos en los años 50 y 60, especialmente.

Y luego está el Joker de la era moderna, a quien llamamos el “Joker comediante”. Él es el bromista asesino. Es muy psicótico y simplemente malvado. Siempre está sonriendo y riendo a carcajadas. Jugué mucho con eso en la forma en que Brian Bolland lo dibujó en esos cómics clásicos.

No quiero profundizar mucho más porque quiero que la gente lo lea y vea cómo todo se une, pero cada uno es independiente. Sin embargo, cada uno también se siente como parte de las otras versiones del Joker. Eso es lo que hace que el misterio sea un poco más divertido.


Newsarama

¿Cómo afectará Batman: Three Jokers al resto del Universo DC?


Jason Fabok

No quiero exagerar las cosas, pero tenemos un final increíble para esta historia que, si DC lo desea, tendrá un gran impacto. Establecimos la historia dentro de la continuidad, pero también existe en sí misma como algo independiente. Con “Darkseid War” ocurrió igual. Estaban sucediendo todas esas cosas en el universo de DC, como que Batman era Jim Gordon, Superman no tenía poderes, Green Lantern tenía una especie de batería de energía. Ni siquiera recuerdo todos los entresijos, pero decidimos cuando estábamos haciendo “Darkseid War” que, en lugar de integrar todo lo que estaba sucediendo en el universo DC en ese momento, enfocaríamos nuestros personajes en sus versiones clásicas porque sentimos que al hacerlo no estaría limitado a ese período de tiempo específico en la continuidad o de la historia de DC. Quedaría abierto por un período de tiempo más largo. Entonces, si lo lees ahora, automáticamente reconoces quiénes son estos personajes y sus trajes porque elegimos hacer las versiones clásicas y todo ese tipo de cosas.

Lo mismo con esto. Hay un montón de cosas que les han sucedido a Batman, a sus aliados, a sus amigos. Pero decidimos enmarcar nuestro cómic, está en una era moderna, pero simplemente lo configuramos y olvidamos todo lo demás que estaba ocurriendo. Dijimos: «Contemos la mejor historia de la página 1 a la 144, hagamos de esto una historia independiente que cualquiera pueda retomar en cualquier momento». Y no es necesario saber nada excepto las pocas cosas que explicamos en las páginas iniciales y listo. Creo que, al hacerlo, permite acercarse a muchas más personas y tiene la posibilidad de resistir el paso del tiempo mucho más que otros títulos.

Eso es algo que decidimos que queríamos hacer. Si tiene buena acogida y a la gente realmente le gusta, hay historias que pueden surgir de esto. Ya veremos, pero realmente tratamos de hacer las mejores 144 páginas que pudimos en el tiempo que teníamos. Y solo para contar una historia realmente divertida, atractiva y emocional. Espero que llegue a la audiencia que queremos que llegue.


Entrevista publicada originalmente en el portal gamesradar.com el 05/08/2020.
 

Fuentes consultadas
Entrevista a Jason Fabok (gamesradar.com, Kat Calamia (Newsarama), consultado el 05/08/2020)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Stephen King: Por qué preferí a Batman

Creciendo en los noventa: Los juguetes de ‘Batman Forever’

Teen Titans: Beast Boy ama a Raven

Nostalgia de plástico: Las figuras de ‘Batman: The Animated Series’